Por Verónica Tagle

Desarrollado por WorldSkills Chile e IMOVA, ofrece a establecimientos TP una metodología de aprendizaje basada en realidad virtual, donde alumnos de cuarto medio de la especialidad Construcción mención Edificación, podrán simular actividades prácticas de trabajo que antes requerían presencialidad.

Hace poco más de un año, educación técnico profesional y trabajo en terreno venían de la mano sin excepción y los primeros meses de pandemia llevaron a los estudiantes TP a perder gran parte de su formación. El proyecto IMOVA entrega nuevas oportunidades para seguir aprendiendo, ahora de manera remota.

La iniciativa impulsada por WorldSkills Chile e IMOVA incluye simulación utilizando software de realidad virtual inmersiva, usando lentes de realidad virtual; y no inmersiva, simulación con software auxiliar diseñado para tal efecto. Comenzó a funcionar el 1 de febrero de este año para cien alumnos de cuarto medio de diez liceos a lo largo de Chile, de la especialidad Construcción, mención Edificación.

“Se trata de una nueva forma de alcanzar un aprendizaje efectivo innovador, flexible e idealmente escalable para llegar a un mayor número de estudiantes y especialidades. La idea es implementar un software que permita potenciar y apoyar el proceso de prácticas de los estudiantes y sea también una herramienta útil para los docentes”, explica Claudia Gálvez, Subdirectora académica de WSChile.

El proceso se divide en dos fases. La primera es el Levantamiento de requerimientos y dificultades, donde se están haciendo entrevistas y focus group a los actores relevantes del proceso educativo (jefes de especialidad, docentes, estudiantes egresados de la mención y trabajadores del sector construcción). Durante la segunda fase se realizará la implementación de la metodología y el software, además de todo el levantamiento de información necesario para evaluar su impacto de esta en el proceso (levantamiento con estudiantes y docentes participantes).

Daniel Iribarren, CEO de IMOVA, explica que “en los últimos años la realidad virtual ha tenido un nuevo auge, lo que ha permitido una mayor concientización de las posibilidades de esta tecnología en procesos formativos. Un estudio realizado por la consultora Price Waterhouse (PWC, 2020) “Understanding the effectiveness of soft skills training in the Enterprise” indica entre sus hallazgos que esta tecnología permite aumentar la velocidad de aprendizaje 4 veces sobre el aprendizaje en sala y 1,5 sobre el e-learning”.

IMOVA es una empresa de diseño y desarrollo de servicios en Realidad Virtual y Realidad Aumentada. En sus siete años de experiencia ha identificado una necesidad en la transferencia de conocimiento tanto en el entorno educacional como en el laboral, no por la calidad de los profesionales que se encuentran en esas áreas, sino que debido a las herramientas y tecnologías disponibles actualmente.

“Gracias al apoyo de la OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción y SENCE, hemos podido juntar el conocimiento de WorldSkills Chile, sobre el mundo técnico profesional, con nuestra experiencia desarrollando e implementando simuladores industriales, para así dar vida a este ambicioso proyecto que espera transformar y mejorar las oportunidades para el mundo técnico profesional”, concluye Iribarren.