Eduardo Quezada Araya
Gerente Comercial KPN Energy Solutions

En el último tiempo hemos visto como la electromovilidad es el tema de moda, con grandes avances, mucha publicidad y la efervescencia general por el desarrollo de una movilidad limpia. El tema se ha transformado en conversación obligada y nos hemos llenado de webinars, talleres y mesas de conversación, pero ¿cuán real es este avance y cuán reales son las proyecciones que existen para la movilidad no dependiente de combustibles fósiles?

Cuando se les pregunta a los representantes del mercado automotriz el por qué la electromovilidad crece, pero no al ritmo esperado, escuchamos una respuesta casi única: no existe una infraestructura de carga suficiente para el crecimiento del mercado y cuando nos preguntan a las empresas que nos dedicamos al desarrollo de puntos de carga, respondemos que no existen los suficientes vehículos para desarrollar una infraestructura mayor. Entonces el debate se desarrolla bajo la antigua paradoja del huevo y la gallina: ¿será el mercado entonces quien indicará cómo va a ser el crecimiento y cuales son los pasos que debemos seguir para estar preparados? No vaya a ser que la tecnología nos pase por arriba, como una gran ola que no podremos manejar.

La electromovilidad como toda nueva tecnología está generando un sin número de negocios y servicios asociados, y es ahí donde debemos apuntar cuando pensamos en prepararnos para recibir el crecimiento proyectado. Tenemos los vehículos, tenemos los cargadores, pero ¿quiénes serán los responsables de realizar los mantenimientos y reparaciones de los autos eléctricos? ¿Quiénes serán los responsables de encargarse de la operación, instalación y mantenimiento de los puntos de carga? ¿Quiénes innovarán y generarán aplicaciones para el uso y el cobro de las cargas? Y ¿quiénes serán aquellos que potenciaran, comunicaran e impulsarán el desarrollo de la tecnología?

Es aquí entonces donde iniciativas como la impulsada por WorldSkills hacen tanto sentido. Debemos preparar la cancha desde la Educación Técnico Profesional para encontrarnos listos y recibir este avance. Son los jóvenes que hoy están entrando a la enseñanza media quienes participarán en el desarrollo de la tecnología y quienes serán actores protagonistas del buen y correcto funcionamiento de este nuevo mundo, lleno de vehículos eléctricos.

Generemos, entonces, desde la academia las instancias para poder incorporar en los programas estudiantiles las materias y habilidades requeridas por esta tecnología creciente, formemos nuevas carreras e incorporemos dentro de los programas actuales materias que sean relevantes en las habilidades que necesitan los profesionales del futuro y trabajemos en conjunto desde el mundo privado y público para que la tecnología de los vehículos eléctricos no nos pase por arriba, sino que sea el impulso para avanzar aún mas rápido hacia el tan esperado desarrollo.

Eduardo Quezada Araya
Gerente Comercial KPN Energy Solutions