Monica Brevis
Jefa división de Educación Superior Técnico Profesional – MINEDUC

La equidad de género en la educación es un tema que se ha trabajado desde que asumimos como Gobierno. Para la División de Educación Superior Técnico Profesional es una temática relevante, y se busca abordar como dimensión transversal en la Estrategia Nacional de Formación Técnico Profesional.   (https://educacionsuperior.mineduc.cl/wp-content/uploads/sites/49/2020/12/Estrategia-FTP.pdf)

Es importante considerar la equidad de género como un eje transversal en nuestro quehacer, tanto en la educación como en cualquier ámbito de la vida. Nos encontramos frente a la oportunidad de generar cambios para garantizar una sociedad más justa y con más oportunidades para las mujeres. Para esto es clave avanzar en iniciativas que fomenten la participación e incorporación de las mujeres en los distintos ámbitos, especialmente en la educación técnico profesional, ya que esto enriquece y dinamiza el sistema, permitiendo abrir nuevos espacios para el desarrollo laboral de las mujeres.

Considerando lo anterior, esta División de educación TP está trabajando en el desarrollo de espacios para fortalecer la participación de mujeres en áreas históricamente “masculinizadas” y en la disminución de las brechas de género en la TP. Además, se busca activar una red de trabajo colaborativo en temas de género con el propósito de aprovechar las capacidades y experiencias que tienen las instituciones de educación superior técnico profesional.  

Uno de los temas más discutidos en cuanto a la equidad y el acceso a la educación superior, es la baja incorporación de mujeres en áreas masculinizadas, vinculadas principalmente a áreas de tecnologías, las cuales además están asociadas a recibir mayores réditos laborales. El desafío pendiente no es solo promover y facilitar el acceso y permanencia de las mujeres en estas áreas de formación, sino también incorporar hombres en carreras tradicionalmente femeninas, del área de la salud y educación, por ejemplo, pues ello también tendrá un impacto positivo en la equidad de género.

Con respecto al ingreso de mujeres a carreras del área STEM, si bien es un porcentaje bajo y con un alto índice de deserción, las mujeres que provienen de la EMTP del área industrial, tienen mejores resultados en su permanencia y continuidad de estudios que las mujeres egresadas de la educación media científico-humanista. Por ello, la EMTP es un nicho importante para fomentar la participación de mujeres en terrenos masculinizados.

Desde el Ministerio de Educación, hay varias acciones que se han realizado en apoyo a los CFT e IP para fomentar la equidad de género. El apoyo y acompañamiento para que las instituciones puedan generar Protocolos de Acoso Sexual que permitan evitar el abuso y el acoso dentro de sus instituciones, o la línea de equidad de género implementada en los Fondos de Fortalecimiento Institucional -a los que pueden postular todas las instituciones formativas-, son algunas de ellas.

Las Instituciones de Educación pueden también aportar hacia la equidad dentro de su propio quehacer, por ejemplo, aumentando el número de directivas y docentes mujeres en especialidades y carreras STEM, para que actúen como referentes o mentoras a las nuevas generaciones de mujeres estudiantes facilitando así el ingreso y continuidad de estudio de mujeres en áreas masculinizadas.

Todos estos esfuerzos irán cimentando una sociedad más inclusiva, donde la equidad de género sea nuestro norte, para generar más y mejores condiciones para el desarrollo formativo y laboral de las mujeres en este país, pues la educación es clave para garantizar que nuestra sociedad entregue las mismas oportunidades tanto a mujeres como a hombres. Por esto, es que nuestra meta es avanzar a un aula libre de sesgos y estereotipos.