“Este método de transporte llegó al mundo buscando beneficios medioambientales, una movilidad limpia en diferentes niveles, desde el uso privado hasta el transporte público”, explicó Eduardo Quezada, Gerente Comercial para Latinoamérica de KPN Energy Solutions.

 

Tras el éxito del seminario digital en torno al sector automotriz y la electromovilidad, organizado por WorldSkills Chile el pasado 30 de septiembre, conversamos con Eduardo Quezada, Gerente Comercial para Latinoamérica de KPN Energy Solutions sobre los beneficios de la electromovilidad. Así, Quezada explicó que “este método de transporte llegó al mundo buscando beneficios medioambientales”.

Los siete beneficios medio ambientales de los vehículos eléctricos son: 

  • Calidad del Aire: Son CERO EMISIÓN, es decir, no producen gases ni partículas, mejorando así la calidad del aire de nuestras ciudades. Esto genera beneficios directos en salud y enfermedades respiratorias, principalmente en la población infanto-juvenil y adultos mayores.
  • Cambio climático: Al utilizar electricidad como fuente energética y no la combustión de fósiles (gasolina, gas o diésel, por ejemplo), no genera emisiones directas de Dióxido de Carbono (CO2).
  • Contaminación Acústica: Casi no emiten ruido, factor relevante cuando se habla de vehículos de gran tamaño (buses, por ejemplo) o que superen los 50 kilómetros por hora.
  • Gestión de Residuos:  No necesitan lubricantes ni filtros, disminuyendo así el manejo de residuos peligrosos. Además, los sistemas de freno sufren menor desgaste. En tanto, cuando las baterías cumplieron su ciclo en los vehículos (8-10 años), pueden seguir siendo usadas para las aplicaciones estacionarias (10-15 años) y luego recicladas. 
  • Eficiencia Energética: Para una misma distancia y condición de carga o pasajeros transportados, un vehículo eléctrico consume un 1/5 de la energía que uno a combustión. 
  • Diversificación energética: En Chile, las energías renovables vienen desplazando a las centrales termoeléctricas convencionales y se espera que al 2050 la participación de la generación con energías renovables supere el 70% de la matriz. Si lo anterior se cumple y se lograse, además, la meta al 2050 de tener un 40% de vehículos eléctricos livianos, se estima que se evitarían 11 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale a reducir el gasto en energéticos del país en más de USD$ 3.300 millones anuales, equivalente a cerca del 1,5% del PIB del año 2016.
  • Ciudades Inteligentes: La electromovilidad contribuye también al desarrollo de ciudades inteligentes o Smart Cities (en inglés), concepto que apunta al desarrollo urbano sostenible, dando respuesta a las necesidades de la sociedad, pero también de organizaciones y empresas, buscando la eficiencia energética y la reducción de emisiones de CO2, al mismo tiempo que el desarrollo económico y el cuidado del medioambiente.

Asimismo, el también arquitecto diplomado de la Universidad de Santiago de Chile (USACH) en Electromovilidad, agregó que “actualmente existen diferentes niveles de uso en electromolividad. Quizás el más popular actualmente sea el nivel micro, representado por scooter eléctricos. Luego están los vehículos particulares y flotas de buses de transporte público e interurbano. Aquí Chile tiene la segunda flota más grande a nivel mundial, solo es superado por el gigante asiático de China”. 

Si bien son muchos los beneficios de la electromovilidad, aun su alto valor comercial impide una permeabilidad a diferentes sectores sociales. Por lo mismo, Quezada apuntó a que “esta brecha solo será posible reducirla en la medida que nuevos profesionales y tecnologías se masifiquen. Para ello, son diferentes los actores que deben responder al desafío, desde la academia en su rol formativo hasta la industria, quien deberá proveer los nuevos productos, mantención y desarrollo de estas tecnologías”.

En línea con lo anterior, el gerente comercial de KPN Energy Solutions expresó que “estamos comprometidos como compañía a potenciar la electromovilidad y nos interesa generar desarrollo tanto en la academia como en la industria, por eso estamos dispuestos a apoyar a WorldSkills Chile en diferentes ámbitos, desde lo formativo hasta en futuras competencias”. Cabe descatar que KPN y WSCH están desarrollando actualmente distintas capacitaciones para quienes requieran profundizar capacitaciones en el área, todo un logro para uno año completamente digital en cuanto a impartir nuevas tecnologías en la materia.