Arsenio Fernández,
Presidente WorldSkills Chile

No hay duda que este 2020 ha sido complejo para todos, ya sea a nivel personal, profesional o institucional. Sin duda, la llegada del Covid-19 vino a cambiar las certezas a las que estábamos acostumbrados y también a evidenciar las brechas, desigualdades e inequidades del sistema.

Sin embargo, este año como fundación logramos ver oportunidades ocultas dentro de los problemas asociados a esta crisis generalizada. Logramos, por ejemplo, democratizar el acceso a la competencia sin necesidad de que delegaciones se movieran desde sus casas, derribar barreras geográficas logrando hacer partícipes a destacadas organizaciones extranjeras en nuestras capacitaciones y cursos, o simplemente llegar a estudiantes con webinars y seminarios, que de haberlo hecho en un recinto cerrado en Santiago, no habría tenido la misma difusión y trascendencia, gracias a la implementación de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).

Haber implementado virtualmente cursos de capacitaciones con más de 1.000 participantes de todo Chile, hubiese sido impensado cuando pensamos este modelo de trabajo inicialmente en un formato presencial, al que luego nos adaptamos entrado ya el primer semestre de este año a un formato digital; claramente el formato llegó para quedarse si consideramos las barreras geográficas que se lograron derribar. En cuanto a los seminarios y webinars, haber desarrollado cerca de 15 encuentros anuales que suman más de 2.000 participantes directos, escuchando las distintas temáticas de tecnología, procesos de vanguardia o difusión de estándares en materia de educación técnico profesional, es un logro que para nuestra pequeña fundación nos llena de orgullo y nos deja la difícil tarea de ir por más en 2021.

La Olimpiada Nacional de Habilidades Técnicas merece un punto aparte. Este 2020 logramos ser pioneros en levantar un campeonato transmitido 100% digital y remoto desde distintas localidades de Chile, siendo nuestro país el único de los 85 países que componen WorldSkills en el mundo, capaz de lograrlo. Se desarrollaron plataformas informáticas, se adquirieron softwares y simuladores de última tecnología, se coordinó a cientos de personas remotamente, y lo mejor, prácticamente todo hecho desde nuestras casas debido a la contingencia vivida. Éste logro, principalmente se debe gracias a que nuevamente hubo un Ministerio de Educación que respaldó el proyecto, convirtiéndose nuevamente en nuestro aliado estratégico. A Mineduc, se suman diferentes organizaciones público privadas, que gracias al trabajo articulado intersectorial, permitieron que estudiantes y profesores del sector técnico profesional tuvieran un continuidad en sus actividades, potenciadora aún más en un complejo año.

Por eso, desde WorldSkills Chile, la invitación que hacemos es reconocer oportunidades de crecimiento e innovación, aprender de la resiliencia y adaptarnos a los nuevos tiempos en la medida de lo posible. Heredar esta sapiencia a nuestras jóvenes generaciones, probándoles que el trabajo colaborativo se enriquece involucrando todas las visiones, será la clave para un resultado exitoso.

Arsenio Fernández
Presidente WorldSkills Chile